JujuyRural

Lunes 22 de Enero

Está aquí: Home Noticias Destacadas Jujuy y el desafío de “poner a la cocina en valor”

Jujuy y el desafío de “poner a la cocina en valor”

Avitia en Agrarias 1
"Es curioso analizar cómo la gente local no se voltea a ver la riqueza con la que cuenta", dijo el especialista internacional Sergio Avitia.

Lo hizo en el marco de la "I Jornada de Turismo y Gastronomía. Recursos Locales, Motores del Desarrollo" que congregó a un nutrido público en la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNJU.
Sergio Rodriguez Avitia de México, fue seguido por productores y emprendedores de diferentes regiones de la provincia, valiéndose de su expertise como eslabón en el proceso que siguió la nación mexicana para posicionar su gastronomía como patrimonio mundial, reconocida por la Unesco.
Con el objetivo de ponderar el camino del "territorio a la mesa", presentó al turismo como el escaparate principal de todos los alimentos rurales.
"Las personas pueden vender experiencias a partir del conocimiento de los productos de campo; no necesariamente es sólo comer, sino conocer de dónde vienen, cómo se producen y para qué sirven. Con todos esos caracteres le dan una ampliación turística a la ciudad", dijo el disertante en diálogo con JR & E.
Según su visión, nuestra provincia "tiene una cocina con una identidad muy clara y propia, una diversidad enorme de productos que no se encuentran en otras partes del país y que se cuidan bastante bien". No obstante, planteó que "lo que se debe hacer es ponerla al nivel que se merece en las mesas del sector turístico, para que se conozca por parte de los visitantes y se amplíen los mercados de este tipo".
Apostó a " poner la cocina de Jujuy en valor, que sea reconocida por sus propios habitantes como un rasgo cultural importante que vale ser preservado, difundido y sobre el cual puede trabajarse para desarrollar el turismo". En este tramo, acotó que "es curioso analizar cómo la gente local no se voltea a ver la riqueza que cuenta".
"Cuando ellos se dan cuenta de lo valioso de su región, sus cosas, su patrimonio culinario es la mejor forma de proyectarse al resto del mundo".

La mirada en Mexico y Jujuy
Tomando su experiencia en localidades pequeñas de su país, "que creen que no tienen cocina", afirmó: "pasa de ir a un pueblo y preguntar ¿qué es lo local aquí?; entonces indagando hay ciertas especialidades locales que los mismos ciudadanos desprecian, porque es la comida de todos los días. Por lo tanto no tiene el mismo valor que una cocina importada, y es justamente al revés".
"Aunque las comunidades no creen en su propia cocina, van descubriendo que tiene un gran valor, le es propia, es tan buena como la mejor y sobre todo ayuda a reforzar su identidad, su autoconfianza. En nuestro observatorio nos dedicamos a que esa comida sea rescatada, preservada y difundida", prosiguió.
Actualmente, indicó que no hay ayuda financiera mexicana a escala gubernamental para la puesta en marcha de este foco en los pequeños pueblos. "Lo que hay es una nueva conciencia que lo tradicional y local es importante, y vale la pena apoyarlo. Hay un interés por el rescate y la revalorización de la cocinera del rancho más apartado, a fin que sus talentos y saberes no se mueran", subrayó.
"Recuperar y rescatar" fueron aspectos cimentados por el especialista ante los asistentes. Cuando nos preguntamos "¿quiénes somos?" encontramos parte de esa respuesta en nuestra propia cocina.
Cabe destacar que las actividades fueron coordinadas por la docente Magda Choque Vilca.